sábado, 17 de noviembre de 2012

Queremos que los Piquetes sean ilegales. Basta ya de ser amenazados, insultados y agredidos. Parte 3

Noticias
 Ilegalización de los piquetes mafiosos ya. Basta de agresiones por parte de esta gentuza.
 
 
Ahora huelgas sí, ¿Dónde estaban antes?
Un Policía impide a un piquete informativo que siga rompiendo cristales de los escaparates de tiendas que ejercían su derecho a no hacer huelga

Ahora huelgas sí, ¿Dónde estaban antes?
Miles de policías fueron desplegados por toda España sabiendo los métodos mafiosos que emplean los piquetes informativos

Ahora huelgas sí, ¿Dónde estaban antes?
 Banderas republicanas e insignias comunistas fueron la esencia de la concentración, vigilada por las fuerzas de seguridad del estado. Una huelga que nada tenía que ver con el pueblo, más bien con intereses de tintes comunistas
Ahora huelgas sí, ¿Dónde estaban antes?
Con el puño en alto cerrado, símbolo del comunismo. Y estos se creen que representan a España

Ahora huelgas sí, ¿Dónde estaban antes?
Piquetes informativos destrozaron muchas tiendas que no quisieron secundar la huelga.

Ahora huelgas sí, ¿Dónde estaban antes?
 
 Atacando a los autocares que cubrían los servicios mínimos, piedras, botellas fueron lanzados contra los conductores
Ahora huelgas sí, ¿Dónde estaban antes?
Un piquete informativo, informando con una piedra contra el cristal de un camión, al camionero que quería ejercer su derecho a trabajar

Ahora huelgas sí, ¿Dónde estaban antes?
 Establecimiento en el que los piquetes informativos llenaron de pegatinas el escaparate antes de entrar y destrozar el local, obligando a cerrar la tienda

Ahora huelgas sí, ¿Dónde estaban antes?
 Piquetes informativos lanzando piedras e hiriendo a camioneros y trabajadores de empresas. La policía tuvo que actuar debido a los graves daños causados por éstos impresentables

Ahora huelgas sí, ¿Dónde estaban antes?
Pintadas, pegatinas, pintura sobre los escaparates de comerciantes. Amenazas agresiones e insultos. Ante la impotencia y el miedo cerraban los locales, víctimas de las mafias piqueteras